Lola Martínez Auñón


¿Qué tienes en la boca
devorando el rojo?
Ese nombre que usaste,
mañana se creerá,
príncipe de la luz,
en el baile de tu piel
como el chupón del árbol.

 


 

Cuando la noche madruga,
Dios tropieza con tus ojos
y yo nado en tu color favorito

 


Ir al Inicio